15 Agosto 2013

Leioa apuesta por el Control Biológico de plagas en sus zonas verdes

Posted in Control Biológico de plagas en España, Iniciativas, Empresas

El consistorio inicia las sueltas de enemigos naturales

LEIOA. El Ayuntamiento de Leioa ha peusto en marcha un plan biológico para la gestión integrada de plagas y enfermedades del arbolado de los espacios verdes urbanos del municipio. Con esto se pretende sustituir la manera actual de combatir las plagas de los árboles por un sistema más respetuoso con el medioambiente. Hasta este mismo año, la manera habitual de combatir las enfermedades en el arbolado de los espacios verdes urbanos de Leioa ha sido el control químico, mediante su aplicación por endoterapia. Debido a que el control químico con plaguicidas tiene una serie de problemas asociados y, a que la legislación actual obliga a un uso sostenible de los plaguicidas y fomenta la gestión integrada de plagas, se ha decidido sustituir la metodología.

El control biológico de plagas, por el que opta el Ayuntamiento de Leioa, consiste en el uso de enemigos naturales para mantener las plagas en niveles considerados tolerables.

Este sistema de gestión supone la colocación de insectos en el arbolado urbano que luchan contra los insectos de la plaga que tenga el árbol. La gestión integrada de plagas en el arbolado del municipio prevé incluir dos tipos de control biológico, el de inundación y el de conservación. El control biológico de conservación, consiste en proteger y favorecer a los enemigos naturales ya establecidos en los espacios verdes urbanos del municipio, que ya están adaptados al medio y son compatibles con las plagas que se pretenden controlar. Para poder mantenerlos es necesario reducir el uso de plaguicidas y herbicidas en los espacios verdes urbanos, dejar zonas con diversificación de plantas en las cuales estos se puedan refugiar, diversificando hábitats, estableciendo plantas refugio... Ya se ha comenzado a realizar sueltas periódicas de avispas, moscas y mariquitas, enemigos naturales de pulgones, psilas y cochinillas, más eficaces en el control biológico de las plagas del arbolado.